Icono de diálogo

Reinos de la naturaleza

Nivel de clasificación en el que se agrupan los seres vivos.

¿Qué son los reinos de la naturaleza?

En biología, un reino es un nivel de clasificación en el que se agrupan los seres vivos. Actualmente, esta categoría taxonómica es una de las más abarcativas por detrás del dominio.

Generalmente, se reconocen cinco reinos dentro de los cuales se incluyen organismos diversos pero que comparten determinadas características. Estos son: Animalia (animales), Plantae (vegetales), Fungi (hongos), Protista (algas y protozoos) y Monera (bacterias). Sin embargo, existen otros sistemas de clasificación que proponen agrupaciones diferentes.

Los reinos de la naturaleza

Para clasificar todos los seres vivos en sus respectivos reinos se han tenido en cuenta las siguientes características:

  • El tipo de célula: procariota o eucariota.
  • El número de células: unicelular o pluricelular.
  • La alimentación: autótrofa o heterótrofa.
  • La filogenia molecular: que permite establecer qué organismos descienden de un antecesor común y, por lo tanto, están más emparentados evolutivamente.

Estas características han servido para clasificar a diversos organismos en un mismo reino y diferenciarlos de otros.

Reino Animalia

Los seres vivos que forman parte del reino animal tienen células eucariotas animales, son pluricelulares y heterótrofos.

En este reino se incluyen los animales invertebrados, como los poríferos, los cnidarios, los equinodermos, los moluscos y los artrópodos, y los animales vertebrados que son los peces, los anfibios, los reptiles, las aves y los mamíferos.

Reino Plantae

Los seres vivos del reino vegetal tienen células eucariotas vegetales, son pluricelulares y autótrofos. Generalmente, las plantas se clasifican en briofitas (como los musgos), plantas sin semillas (como los helechos) y plantas con semillas.

En este último grupo se distinguen las plantas sin flor (como las coníferas) y las plantas con flor.

Reino Fungi

Los seres vivos de este reino tienen células eucariotas y son heterótrofos. Algunos hongos son unicelulares, como las levaduras y algunos mohos, y otros son pluricelulares, como las setas.

Durante mucho tiempo se los clasificó junto con las plantas por compartir algunas características, como la inmovilidad, pero luego se evidenciaron algunas diferencias que llevaron a clasificarlos en un nuevo reino. Entre estas características están el tipo de nutrición y la composición de la pared celular.

Reino Protista o Protoctista

Los seres vivos del reino Protista tienen células eucariotas. Generalmente son unicelulares aunque hay especies pluricelulares, como el sargazo (un tipo de macroalga parda). En cuanto a la alimentación, las algas son autótrofas y los protozoos son heterótrofos.

Algunos científicos clasifican a las algas y los protozoos en dos reinos diferentes: Chromista y Protozoa, respectivamente.

Reino Monera

El reino Monera comprende a todas las bacterias, que son seres procariotas y unicelulares. Algunas bacterias son heterótrofas y otras son autótrofas ya que realizan procesos de quimiosíntesis o de fotosíntesis, como las cianobacterias.

Actualmente, la comunidad científica considera obsoleto a este reino ya que las bacterias han quedado agrupadas en dos dominios diferentes: Archaea y Bacteria. Algunas corrientes toman estas dos agrupaciones como reinos.

Los reinos de la naturaleza y su origen

Los sistemas de clasificación de los seres vivos no son estáticos sino que se han modificado a lo largo del tiempo gracias a los avances científicos y tecnológicos. Estos han permitido establecer las semejanzas y diferencias entre todos los organismos que habitan el planeta Tierra.

Aristóteles (384-322 a. C.) fue el primero en clasificar a los seres vivos en dos conjuntos separados: plantas y animales. Durante muchos años se armaron categorías dentro de estos dos grandes reinos, pero no se crearon nuevos. Los animales, por ejemplo, se clasificaron en enhaima y anhaima, equivalente a la división actual en vertebrados e invertebrados. Por su parte, las plantas fueron clasificadas en árboles, arbustos, subarbustos y hierbas.

Durante el siglo XVIII, Carl von Linné (también conocido como Linneo) creó un sistema de clasificación con tres categorías: especie, género y reino. Más tarde, él y otros taxónomos propusieron nuevas categorías entre el género y el reino: familia, orden, clase y phyla (que en latín significa división). No obstante, los reinos continuaron siendo dos: animal y vegetal.

Recién en 1866, Ernst Haeckel propuso un nuevo reino formado por microorganismos: el reino Protista. Más tarde, en 1956, Herbert Copeland excluyó a las bacterias del reino protista y las agrupó en el reino Monera. Posteriormente, en 1969, Robert Whittaker agrupó a los hongos en un nuevo reino y, así, estableció la división de los seres vivos en cinco reinos: Animalia (animales), Plantae (vegetales), Fungi (hongos), Protista (protozoos) y Monera (bacterias).

En 1978, Whittaker y Lynn Margulis modificaron el alcance del reino Protista para que incluyera a las algas (hasta ese entonces consideradas dentro del reino vegetal). Si bien no cambió la cantidad de reinos, se sugirió modificar el nombre del reino a Protoctista. No obstante, gran parte de la literatura científica todavía utiliza la denominación Protista.

Hasta 1977, la categoría reino fue la más abarcativa. Los avances en biología molecular permitieron secuenciar determinadas moléculas universales que cambian a tasas muy bajas, como el ARN ribosomal. A partir de esto, se identificaron tres linajes o grupos monofiléticos que llevaron a Carl Woese y colaboradores a crear una categoría superior: el dominio. El dominio Eukarya incluyó a los reinos Protista, Fungi, Plantae y Animalia. Y los dominios Archaea y Bacteria abarcaron a los microorganismos del reino Monera, hoy en desuso.

Si bien la clasificación de cinco reinos propuesta por Whittaker es quizá la más conocida, existen otras propuestas que han buscado representar la filogenia de forma más acertada. Hace pocos años, Thomas Cavalier-Smith propuso que los seres vivos del reino Protista, o Protoctista, pasen a conformar dos reinos separados. Por un lado el reino Chromista, que comprende a las diatomeas, los dinoflagelados, los foraminíferos, los radiolarios, las algas pardas y otras algas cromofitas. Y por otro lado el reino Protozoa, que incluye distintos protozoos, como las euglenas, las amebas y los coanozoos.

El Sistema del Catálogo de Vida es el sistema de clasificación más reciente (2015) aunque no está aprobado por toda la comunidad científica. En este no solo se tienen en cuenta los reinos Chromista y Protozoa sino que también se consideran Archaea y Bacteria como reinos. De acuerdo con esto, los seres vivos se clasifican en siete reinos: cinco de ellos se agrupan dentro del superreino Eukaryota y dos (Archaea y Bacteria) en el superreino Prokaryota.

Bibliografía:
  • Curtis, H. et al. Biología. (7a ed.) Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. 2008.
  • Hickman, C. P., Roberts, L. S. & Parson, A. Principios integrales de zoología. (10ª ed.) Madrid: McGraw-Hill / Interamericana de España. 2000.
  • Catalogue of Life. Recuperado de www.catalogueoflife.org.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Reinos de la naturaleza. Recuperado de Enciclopedia de Biología (https://enciclopediadebiologia.com/reinos-de-la-naturaleza/).