Organismos descomponedores

Seres vivos que se alimentan al degradar la materia orgánica de otros organismos.

¿Qué son los organismos descomponedores?

Los organismos descomponedores son seres vivos heterótrofos que se alimentan al degradar la materia orgánica de otros organismos: hojas, raíces, tallos y troncos de árboles muertos, exoesqueletos de animales invertebrados, excrementos y cadáveres.

Los descomponedores no se representan en las cadenas tróficas porque no pueden ser ubicados en una única posición, ya que cada eslabón de una cadena trófica aporta materia orgánica en descomposición que sirve de alimento para este nivel trófico.

Por lo tanto, si se quisiera realizar una representación, habría que dibujar una flecha desde cada eslabón de una cadena trófica hacia los descomponedores, los cuales degradan la materia orgánica más compleja y la transforman en sustancias más sencillas que, a su vez, sirven de alimento para otros organismos descomponedores.

El proceso de descomposición de la materia orgánica implica su humificación y mineralización. A partir de la humificación se genera una tierra fértil y oscura, mientras que a partir de la mineralización se renuevan los elementos inorgánicos del suelo, que luego son absorbidos por las plantas.

Tipos de organismos descomponedores

Los organismos heterótrofos que descomponen la materia orgánica son llamados saprófagos. Estos se clasifican en:

  • Coprófagos: organismos que se alimentan de excrementos. Por ejemplo, escarabajos estercoleros, moscas y algunas larvas de insectos.
  • Necrófagos: organismos que se alimentan de organismos muertos. Por ejemplo, hienas y otros animales carroñeros, algunos gusanos e insectos.
  • Detritívoros: organismos que se alimentan de restos de animales y vegetales que forman el detrito. Por ejemplo, lombrices, ciempiés y cochinillas.
  • Organismos mineralizadores: organismos que se alimentan de compuestos orgánicos sencillos y lo transforman en sustancias inorgánicas. Por ejemplo, bacterias y hongos.

Importancia de los organismos descomponedores

Todos los organismos descomponedores tienen un rol fundamental en los ecosistemas ya que, al alimentarse, transforman la materia orgánica en descomposición en sustancias inorgánicas, las cuales son absorbidas por organismos productores que las utilizan como nutrientes para elaborar nueva materia orgánica.

De esta manera, los descomponedores permiten la recirculación de la materia en los ecosistemas y la fertilización del suelo y los cuerpos de agua. Si no existiesen, los restos de los seres vivos se acumularían en el ambiente y no podrían ser aprovechados por las plantas y las algas.

Estos organismos son utilizados, además, por los seres humanos para crear compost, una tierra fértil que se emplea como abono de jardines y cultivos. El compost se obtiene cuando los organismos descomponedores degradan restos de frutas y verduras, cáscaras de huevos y hojas.

Por otro lado, también sirven de alimento para distintos organismos consumidores. Por ejemplo, muchas aves consumen lombrices y otros invertebrados pequeños que se encuentran en la tierra.

Ejemplos de organismos descomponedores

Dentro del grupo de los descomponedores se incluyen diversos organismos. A continuación se exponen algunos ejemplos:

  • Bacterias del suelo o del fondo marino que degradan sustancias orgánicas sencillas y las mineralizan.
  • Bacterias y parásitos que viven en el interior de los seres vivos y que los degradan cuando mueren.
  • Hongos de sombrero, mohos y levaduras que degradan sustancias especialmente en ambientes húmedos.
  • Pequeños animales que se alimentan de piel muerta, pelos y otros restos, tales como los ácaros.
  • Distintos gusanos y artrópodos que viven en la tierra y se alimentan de detritos, por ejemplo lombrices, ciempiés y milpiés.
  • Animales que se alimentan de excrementos, tales como algunos escarabajos y larvas de dípteros.
Citar contenido:
Organismos descomponedores (2020). Recuperado de Enciclopedia de Biología (https://enciclopediadebiologia.com/organismos-descomponedores/).