Icono de diálogo

Fauna

Conjunto de especies animales que habitan en un lugar y un momento determinados.

¿Qué es la fauna?

La fauna es el conjunto de especies animales que habitan en un lugar y un momento determinados. Dentro de esta categoría se incluyen animales vertebrados e invertebrados, pero no se incluyen los protozoos (por ejemplo, amebas, euglenas y paramecios). Todos estos son organismos heterótrofos.

Generalmente, se hace referencia a la fauna de un determinado ambiente o ecosistema, pero también se puede hacer referencia a la fauna de un país o de todo el planeta. Es decir que las especies que incluimos en este conjunto dependen de la escala con la que analicemos un espacio.

La fauna que habita un determinado lugar está adaptada a las condiciones abióticas y bióticas de este. Si dichas condiciones se alteran bruscamente, es posible que algunas especies no sobrevivan. En consecuencia, se modifica la fauna característica del lugar.

Es por esto que la fauna del planeta Tierra ha variado a lo largo del tiempo geológico. Muchas especies se han extinguido y otras nuevas han surgido a lo largo de la evolución. Así, por ejemplo, en el Cretácico, los dinosaurios dominaban la fauna. Con su extinción, los mamíferos comenzaron a ocupar su lugar, lo que se conoce como «la radiación de los mamíferos».

Entre las especies que conforman la fauna de un ambiente se dan distintos tipos de relaciones: competencia por los recursos (agua, alimentos, refugios, etc), predación, parasitismo, mutualismo y comensalismo. Esto es porque cada especie no vive aislada sino que interactúa con otras. Algunas relaciones benefician a ambas especies, como en el caso del mutualismo, y otras benefician solo a una, como en el parasitismo.

Fotografía de la Patagonia

Los leones marinos y las gaviotas son una de las tantas especies de animales que conviven en la Patagonia Argentina.

Características de la fauna

A continuación, presentamos las características principales de la fauna:

  • Las especies animales que la componen dependen del ambiente que analicemos.
  • Está adaptada a las características bióticas y abióticas del ambiente analizado.
  • Puede variar a lo largo del tiempo, debido a la evolución y la extinción de especies.
  • Entre las especies que la componen se producen distintas relaciones.

Tipos de fauna

La fauna puede clasificarse de acuerdo con su ambiente, su origen y el tipo de animales que la componen, entre otros criterios. Dichos criterios son arbitrarios, es decir, los establecen los seres humanos para clasificar y organizar la naturaleza que los rodea.

Según el ambiente

La fauna está directamente relacionada con su hábitat. Muchas especies se encuentran en determinados ambientes y no en otros, debido a sus características anatómicas, fisiológicas y comportamentales.

Por ejemplo, un oso polar que vive en regiones frías y mayormente nevadas durante todo el año no se encuentra en ambientes más cálidos y vegetados. Allí no podría sobrevivir. Lo mismo ocurre con un pez de río que no sobreviviría en un ambiente marino.

De acuerdo con este parámetro, a continuación se exponen algunos ejemplos:

  • La fauna marina está compuesta por invertebrados acuáticos (poríferos, cnidarios, moluscos y crustáceos, entre otros), peces óseos y cartilaginosos (rayas y tiburones) y otros vertebrados, como tortugas marinas, delfines y ballenas. Dado que se distinguen distintas regiones en los océanos, podemos diferenciar esta fauna según si habita principalmente en zonas cálidas o frías, de arrecife, costeras o profundas.
  • La fauna selvática está compuesta por muchas especies diferentes ya que son ambientes de gran riqueza. En las selvas hay mucha descomposición, por lo que la fauna edáfica (del suelo) cumple un rol importante. Allí se reconocen lombrices, nematodos y escarabajos, entre otros invertebrados.

Según el origen

La fauna de un determinado lugar puede ser nativa o exótica según su origen geográfico:

  • La fauna nativa o autóctona hace referencia al conjunto de especies animales que son propias de un ambiente o ecosistema. Es decir, son naturales de allí. Por lo que están bien adaptadas al relieve, al clima, a la vegetación y a las especies animales que comparten el hábitat.
  • La fauna exótica o foránea es aquella que ha invadido un ambiente, que no le es propio. Esto muchas veces ocurre por introducción humana. En algunos casos, estas especies no sobreviven porque no se adaptan al nuevo ambiente. En otros casos se adaptan y su población crece, lo que pone en riesgo la flora y fauna nativa que no están preparadas para defenderse o competir con las especies exóticas.

Según los animales que la componen

La fauna descrita de un ambiente puede restringirse de acuerdo con los animales que la integran. De esta manera, se pueden hacer referencias a subgrupos particulares, como los siguientes:

  • La fauna avícola o avifauna hace referencia al conjunto de aves que habitan un espacio determinado.
  • La fauna ictícola o ictiofauna hace referencia al conjunto de peces que habitan en un ecosistema acuático determinado.

Importancia de la fauna

La fauna de un ambiente regula los procesos que ocurren en este, en parte debido a que son organismos heterótrofos. Una de las funciones más importantes es el control biológico: regulan las poblaciones de vegetales, insectos y otros seres vivos al consumirlos. Algunos pueden ser considerados plagas para los seres humanos.

Por otro lado, aportan materia orgánica en descomposición que puede ser degradada por animales de la fauna edáfica, hongos y bacterias. Esto favorece el reciclaje de la materia en el ambiente y fertiliza los suelos al aportar sustancias sencillas útiles para las plantas.

Hace 10.000 años aproximadamente, el ser humano comenzó a domesticar algunas especies animales que convivían en su mismo hábitat. Así, logró obtener sus alimentos de manera regular y pudo asentarse. Hasta ese entonces tenía una vida nómade ya que eran cazadores y recolectores.

Desde ese entonces comenzó a existir la fauna doméstica, que se diversificó con el paso del tiempo. A partir de esta, los seres humanos han obtenido alimentos, fuerza de trabajo, pieles y otros bienes. No obstante, actualmente hay mucha controversia por el daño que se les causa a los animales.

Ejemplos de fauna

A continuación, presentamos algunos ejemplos de fauna:

  • Fauna de la Amazonía: allí conviven el delfín rosado, jaguar, perezoso, anaconda verde, tucán, águila harpía, entre otros.
  • Fauna de la Patagonia: allí conviven el huemul, pudú, puma, guanaco, mara, martineta, ñandú, jabalí, entre otros.
Bibliografía:
  • Solano, J. N., Serrano, A. E. (Eds.) Ronda de ciencias 6 Bonaerense. Ciencias Naturales. Editorial Estación Mandioca. 2019.
  • Ramírez-Aza, M. (Ed.). Manual Abecedario Ecológico. La más completa guía de términos ambientales. Fundación Hogares Juveniles Campesinos de Colombia. 2006.
  • Vargas, S. (Ed.). Biología II. Ecología y evolución. Libros con libros. Editorial Estrada. 2001.
Citar artículo:
Fauna (2021). Recuperado de Enciclopedia de Biología (https://enciclopediadebiologia.com/fauna/).