Icono de diálogo

Cnidarios

Grupo o filo de animales invertebrados, también conocidos como celenterados.

¿Qué son los cnidarios?

Los cnidarios son un grupo o filo de animales invertebrados, también conocidos como celenterados. El nombre del filo se debe a la presencia de unas células especiales llamadas cnidocitos, que contienen unos orgánulos urticantes característicos de los cnidarios. Este filo incluye a las hidras, las medusas, las anémonas de mar y los corales.

Forman parte de los eumetazoos, subreino que incluye a la mayoría de los filos animales excepto el de los poríferos. Debido a que su cuerpo tiene su simetría radial, una característica primitiva respecto de la simetría bilateral, los cnidarios se agrupan en la categoría Radiata.

Características de los cnidarios

Las características principales de los cnidarios son:

  • Son animales marinos, aunque las hidras y algunos hidrozoos son de agua dulce.
  • La mayoría vive en aguas poco profundas y cálidas, y aquellos que son sésiles se adhieren a rocas, maderas sumergidas y caparazones de otros animales.
  • Presentan dos formas básicas: el pólipo, que es sésil, y la medusa, que puede nadar libremente. Algunos cnidarios presentan solo una forma mientras que otros pasan por los dos estados en su ciclo de vida.
  • Tienen simetría radial y alcanzan un nivel de organización tisular.
  • Poseen tentáculos que rodean la boca y contribuyen con la captura del alimento.
  • Presentan unas células llamadas cnidocitos que albergan a los nematocistos, unos orgánulos exclusivos de los cnidarios.
  • Tienen un sistema nervioso simple que coordina los movimientos del animal y que incluye ocelos fotosensibles y estatocistos.

Estructura y partes de los cnidarios

Todos los cnidarios tienen una pared corporal formada por tres capas básicas: la epidermis, que es el epitelio externo; la mesoglea, que es la capa intermedia de consistencia gelatinosa; y la gastrodermis, que es el epitelio interno y recubre la cavidad gastrovascular.

La cavidad gastrovascular, también llamada celenteron, tiene función digestiva y circulatoria, y se abre al exterior por un extremo que constituye la boca. Esta cavidad es similar a la de otros eumetazoos ya que está tapizada por endodermo. El atrio de los cnidarios, en cambio, no es considerado una cavidad digestiva.

Los cnidarios de la forma pólipo tienen un cuerpo tubular con un extremo fijado al sustrato. En el otro extremo se encuentra la boca rodeada de tentáculos. Por su parte, los cnidarios de la forma medusa tienen un cuerpo con forma de campana o paraguas. En estos, la boca suele estar del lado cóncavo y los tentáculos se extienden desde el borde de la campana. Además, suelen tener la mesoglea más gruesa que los pólipos, lo que aporta mayor flotabilidad.

La estructura característica de todos los cnidarios son los nematocistos. Estos son orgánulos punzantes y urticantes debido a que tienen pequeñas púas y veneno. Se encuentran en el interior de los cnidocitos, un tipo de célula que se localiza en la epidermis y, principalmente, en los tentáculos. Los cnidocitos actúan como un gatillo que dispara los nematocistos en presencia de una presa o cuando perciben una amenaza.

Tipos de cnidarios

Existen aproximadamente 9.000 especies actuales de cnidarios que se clasifican en cuatro clases:

  • Clase Hydrozoa: en los hidrozoos predomina la forma pólipo, aunque algunos miembros tienen la forma medusa o presentan ambas formas en su ciclo de vida. Generalmente son animales coloniales, como en el caso de los corales de fuego.
  • Clase Scyphozoa: en los escifozoos predomina la forma medusa, por lo que generalmente se conocen con este nombre. Su tamaño es mayor en comparación con las hidromedusas (hidrozoos en los que predomina la forma medusa).
  • Clase Cubozoa: los cubozoos son medusas cuyo veneno es peligroso para el ser humano. Por este motivo se las conoce como avispas de mar. En estos invertebrados, la forma pólipo está reducida. Antiguamente se clasificaban junto con los escifozoos.
  • Clase Anthozoa: los antozoos son pólipos que se caracterizan por parecerse a una flor, como las anémonas de mar. Estos cnidarios no presentan la forma medusa. Pueden ser animales solitarios o coloniales.

Reproducción de los cnidarios

Los cnidarios se reproducen tanto sexual como asexualmente. Por lo general, los pólipos presentan reproducción asexual por gemación, donde cada yema que surge en el cnidario progenitor da origen a un nuevo individuo. Es así como se forman las colonias de corales y algunos hidrozoos. Esta capacidad hace que muchos cnidarios tengan una gran potencial de regeneración.

En cambio, las medusas suelen presentar reproducción sexual. Estos cnidarios liberan los huevos y el esperma al agua, excepto en las hidras, cuyos huevos son retenidos en el cuerpo y la fecundación ocurre in situ. Luego de la fecundación, se forma una larva plánula que es pequeña, ciliada y de vida libre. En muchas especies, esta larva se fija al sustrato adecuado y desarrolla la forma pólipo de manera permanente o reducida. En este último caso, la forma pólipo da lugar a la medusa por reproducción asexual. Esto ocurre en organismos que alternan las dos formas en su ciclo de vida.

Alimentación de los cnidarios

Casi todos los cnidarios son carnívoros y se alimentan de pequeños crustáceos que forman el zooplancton. Los nematocistos juegan un papel principal en la alimentación, ya que permiten paralizar y atrapar las presas. Luego, estas son llevadas a la boca por los tentáculos e ingresan a la cavidad gastrovascular.

La digestión del alimento comienza en la cavidad gastrovascular y continúa en el interior de las células. En este proceso participan dos tipos de células. Las células glandulares de la gastrodermis secretan enzimas hacia la cavidad gastrovascular y las células nutritivas usan sus flagelos para mezclar el alimento de la cavidad y lo recolectan por medio de pseudópodos. Posteriormente, los nutrientes se distribuyen entre las células por difusión y los materiales no digeridos son expulsados por la boca.

Ejemplos de cnidarios

Algunos ejemplos de cnidarios son:

Hidrozoos Hidras, corales de fuego, fragata portuguesa, medusa de cristal, aguaviva de la cruz.
Escifozoos Ortiga de mar, medusa bola de cañón, aguacuajada, aguamala, medusa luna, medusa luminiscente.
Cubozoos Medusa irukandji, medusa de caja, avispa marina.
Antozoos Tomate de mar, anémona común, anémona tubo mediterránea, coral cerebro, abanicos de mar, pluma de mar.
Bibliografía:
  • Curtis, H. et al. Biología. (7a ed.) Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. 2008.
  • Hickman, C. P., Roberts, L. S. & Parson, A. Principios integrales de zoología. (10ª ed.) Madrid: McGraw-Hill / Interamericana de España. 2000.
  • Ruppert, E. E. & Barnes, R. D. Zoología de los invertebrados. (6ª ed.) México: McGraw-Hill / Interamericana Editores. 1996.
Citar artículo:
Editorial Grudemi (2021). Cnidarios. Recuperado de Enciclopedia de Biología (https://enciclopediadebiologia.com/cnidarios/).