Icono de diálogo

Citoplasma

Medio acuoso que ocupa el interior de la célula y está delimitado por la membrana plasmática.

¿Qué es el citoplasma?

El citoplasma es el medio acuoso que ocupa el interior de la célula. Está delimitado por la membrana plasmática, que es el límite externo de todas las células.

En la célula procariota recibe el nombre de protoplasma y en su interior ocurren todas las reacciones químicas. Allí se encuentran inmersos los ribosomas y el material genético, que no está envuelto por la membrana nuclear.

En la célula eucariota, el citoplasma contiene a los orgánulos. Estos están delimitados por una capa de membrana, como las vesículas, o por dos capas, como las mitocondrias. Este tipo de células poseen un núcleo diferenciado, por lo que la membrana nuclear constituye el límite interno del citoplasma.

Características del citoplasma

El citoplasma presenta las siguientes características principales:

  • Ocupa un gran porcentaje del volumen de la célula.
  • La mayor parte del citoplasma está formada por agua, por lo que su consistencia es acuosa.
  • Está contenido por la membrana plasmática.
  • Tiene disueltas sales minerales, proteínas y otras moléculas hidrosolubles.
  • Contiene a los ribosomas y los diferentes orgánulos presentes en las células eucariotas.
  • Se reconocen dos porciones diferentes, el citosol y el citoesqueleto.

Composición  del citoplasma

En el citoplasma se reconocen dos porciones diferentes: el citosol y el citoesqueleto. A su vez, el citoplasma contiene a todos los orgánulos citoplasmáticos que hay en las células eucariotas.

Citosol

El citosol es la porción del citoplasma libre de orgánulos. Constituye más de la mitad del volumen celular y está compuesto por agua y las sales minerales, proteínas y otras moléculas disueltas en ella.

En esta porción del citoplasma ocurren distintas reacciones del metabolismo celular, como la síntesis de proteínas y de otros compuestos, la glucólisis (ruptura de la glucosa) y la degradación de otras moléculas.

Citoesqueleto

El citoesqueleto es la red compleja de filamentos proteicos que se extienden a través del citoplasma. Esta estructura se reorganiza constantemente, es decir, es dinámica, y posibilita que las células cambien de forma, se desplacen y se dividan, entre otras cosas.

Además, el citoesqueleto es responsable de mantener la estructura interna de las células eucariotas, ya que le da sostén a los orgánulos y permite su transporte dentro de la célula. Esta porción del citoplasma también participa en la separación de los cromosomas durante la división celular.

Hace un tiempo se creía que solo las células eucariotas tienen citoesqueleto. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que las células procariotas también poseen una estructura semejante.

Orgánulos citoplasmáticos

Los orgánulos son las diferentes estructuras que están rodeadas por una o dos membranas y se encuentran en las células eucariotas. Se ubican inmersos en el citosol y sostenidos por el citoesqueleto.

Algunos orgánulos son comunes a todas las células eucariotas, como las mitocondrias, el retículo endoplasmático (liso y rugoso), el aparato de Golgi y los peroxisomas. Otros son característicos de las células vegetales o animales, como los cloroplastos, las vacuolas y los lisosomas.

Los ribosomas no se consideran orgánulos; no están rodeados por una membrana lipídica y están presentes tanto en las células procariotas como en las eucariotas. No obstante, también se localizan en el citoplasma.

Función del citoplasma

El citoplasma le proporciona estructura a la célula: el citosol, es decir, la parte acuosa le otorga turgencia a la célula, mientras que el citoesqueleto le da la forma, le aporta movilidad y organiza los orgánulos citoplasmáticos.

Por otro lado, el citoplasma es el medio en el que ocurren diversas reacciones metabólicas, como la glucólisis y la síntesis proteica, y que alberga a los orgánulos de las células eucariotas.

Importancia del citoplasma

El citoplasma es de gran importancia para las células, lo cual está relacionado con la función que cumple. A continuación se enumeran algunas razones de su importancia:

  • Alberga iones y moléculas vitales para el funcionamiento de las células.
  • Brinda un medio adecuado para distintas reacciones químicas.
  • Contiene los ribosomas y organelos que cumplen funciones vitales para las células.
  • Aporta la red de microtúbulos para el desplazamiento de los componentes intracelulares.
  • Participa en la división, el movimiento y el cambio de forma de las células.
  • Le da volumen y estructura a las células.
Bibliografía:
  • Alberts, B. et al. Biología molecular de la célula. Barcelona: Ediciones Omega, 1996.
  • Harvey, L. et al. Biología celular y molecular. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana, 2006.
  • Shih, Y. L. y Rothfield, L. (2006). The bacterial cytoskeleton. Microbiology and Molecular Biology Reviews, 70(3): 729-754.
  • Starr, C. y Taggart, R. Biología. De la unidad a la diversidad de la vida. Buenos Aires: Thomson Learning, 2007.
Citar artículo:
Citoplasma (2021). Recuperado de Enciclopedia de Biología (https://enciclopediadebiologia.com/citoplasma/).