Icono de diálogo

Célula

Mínima unidad funcional y estructural de todo ser vivo, tanto unicelulares como pluricelulares.

¿Qué es la célula?

La célula es la mínima unidad funcional y estructural de todo ser vivo, tanto unicelulares como pluricelulares. De acuerdo con la Teoría Celular:

  • Todos los seres vivos están formados por una o más células.
  • Las reacciones químicas de un ser vivo ocurren dentro de las células.
  • Cada célula proviene de otra preexistente.
  • Contienen material genético que es hereditario, es decir, se transmite de una célula progenitora a una hija.

Si bien las células se diferencian entre sí por muchos aspectos, poseen algunas características comunes:

  • Una membrana plasmática que las limita.
  • Un medio interno acuoso llamado citoplasma.
  • Material genético formado por una o varias moléculas de ADN.
  • Ribosomas que sintetizan proteínas.

Función de la célula

Las células cumplen todas las funciones vitales de los seres vivos, nutrirse, relacionarse con el medio externo y reproducirse.

En los organismos pluricelulares, las células forman tejidos, y estos a su vez órganos y sistemas de órganos. En ellos, las células se diferencian y desarrollan funciones más específicas. A continuación se describen algunas de estas funciones:

  • Función estructural: las células componen los tejidos que le dan forma y sostén a los organismos. Por ejemplo el tejido muscular y esquelético de los animales, y el xilema de las plantas.
  • Función de transporte: algunas células se encargan de transportar sustancias por el organismo, como los glóbulos rojos que transportan gases.
  • Función defensiva: hay células que se especializan en el reconocimiento de patógenos que ingresan al organismo y en su destrucción, por ejemplo, a través de la fagocitosis.
  • Función reproductiva: las gametas son las células que participan en la fecundación de los organismos que se reproducen sexualmente, mientras que en otros organismos más sencillos también hay células especializadas que, por ejemplo, producen esporas.
  • Función secretora: hay células que se encargan de secretar sustancias o fluidos al medio interno o externo; algunas se organizan y forman glándulas.
  • Función de control: también hay células especializadas en recibir la información del medio externo e interno, procesarla y elaborar respuestas.

Tipos de célula

Las células pueden ser procariotas o eucariotas, siendo estas últimas las más complejas y recientes en términos evolutivos. A su vez, las células eucariotas pueden diferenciarse en dos clases: células vegetales y animales.

Células procariotas

Las células procariotas son aquellas que no tienen núcleo verdadero. El material genético se encuentra en el citoplasma, en una región llamada nucleoide. En estas células el ADN es una molécula circular de gran tamaño.

Así como no hay una membrana que envuelve al ADN, en las células procariotas tampoco hay orgánulos rodeados de membrana. Por lo que todas las reacciones químicas celulares ocurren en el citoplasma; puede haber una regionalización de las mismas pero no una compartimentalización como en las células eucariotas.

Los organismos unicelulares de los dominios Archaea y Bacteria son procariotas.

Células eucariotas

Las células eucariotas son aquellas que tienen núcleo verdadero, es decir, su material genético está envuelto por una membrana nuclear. De esta manera, está separado del citoplasma pero comunicado a través de poros que hay en la membrana nuclear. En estas células hay varias moléculas de ADN lineal, que están enrollados alrededor de proteínas.

Estas células también presentan distintos orgánulos citoplasmáticos rodeados por una o dos membranas. Estos orgánulos permiten la compartimentalización de determinadas reacciones químicas que ocurren en las células. Por ejemplo, la respiración celular ocurre dentro de las mitocondrias, la fotosíntesis dentro de los cloroplastos y la degradación de partículas externas dentro de las vesículas.

Todos los organismos del dominio Eukarya son eucariotas. Estos organismos pueden ser: unicelulares, como los protozoos; coloniales, como algunas algas y hongos; o pluricelulares, como las plantas y los animales.

Las células eucariotas pueden diferenciarse en vegetal o animal.

  • Célula vegetal: célula eucariota que presenta una pared celular de celulosa por fuera de la membrana plasmática y una gran vacuola central que ocupa gran parte del citoplasma. Además, posee organelas especializadas llamadas plástidos; un ejemplo es el cloroplasto.
  • Célula animal: Células eucariota que no tienen pared celular, plástidos, ni una gran vacuola. En su lugar hay pequeñas vesículas distribuidas por el citoplasma, como los lisosomas. A diferencia de la vegetal, esta célula tiene un par de centríolos que organizan los microtúbulos del citoesqueleto y permiten el movimiento de cilios y flagelos.

Partes de la célula

Tanto las células procariotas como eucariotas tienen algunas partes comunes, y otras que son características de cada tipo de célula.

Las partes comunes son:

  • Membrana celular o plasmática: todas las células presentan una membrana que las limita y las separa del medio externo. Está formada por una bicapa de fosfolípidos y contiene proteínas y carbohidratos que funcionan como canales, bombas o receptores. Permite el pasaje selectivo de sustancias desde y hacia el interior celular.
  • Citoplasma: es el espacio interno de la célula que está contenido por la membrana plasmática. Otorga la estructura celular y contiene iones y moléculas disueltas. En las células procariotas recibe el nombre de protoplasma y contiene los ribosomas y el material genético en suspensión. En las eucariotas contiene, además de los ribosomas, los orgánulos. En este caso, el límite interno es la membrana nuclear.
  • Material genético: todas las células contienen en su interior ADN, que lleva la información genética para el funcionamiento de la célula y la síntesis de diversas proteínas. En las células procariotas, el ADN está inmerso en el citoplasma. En las eucariotas está contenido por una membrana nuclear formando el núcleo.
  • Ribosomas: son estructuras formadas por ARN ribosomal (un tipo de ácido ribonucleico) que se encuentran en el citoplasma. En las células eucariotas también están presentes en el retículo endoplasmático rugoso. Estas estructuras se encargan de sintetizar proteínas al «traducir» la información que proviene de los genes.
Bibliografía:
  • Alberts, B. et al. Biología molecular de la célula. Barcelona: Ediciones Omega, 1996.
  • Curtis, H. et al. Biología. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana, 2011.
  • Harvey, L. et al. Biología celular y molecular. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana, 2006.
  • Starr, C. y Taggart, R. Biología. De la unidad a la diversidad de la vida. Buenos Aires: Thomson Learning, 2007.
Citar artículo:
Célula (2021). Recuperado de Enciclopedia de Biología (https://enciclopediadebiologia.com/celula/).