Cadena trófica

Relaciones alimentarias entre las especies de un ecosistema.

¿Qué es una cadena trófica?

Una cadena trófica, también conocida como cadena alimentaria, es una representación sencilla de las relaciones alimentarias que hay entre las especies que conforman un ecosistema.

Los seres vivos necesitan nutrirse para poder sobrevivir; sin embargo, la manera en la que estos adquieren la materia y energía necesaria para llevar a cabo sus funciones vitales varía. En principio, los organismos autótrofos producen su propio alimento y los heterótrofos se alimentan de otros seres vivos. A su vez, no todos los heterótrofos son iguales: los herbívoros se alimentan de algas o plantas y los carnívoros, de animales.

Existe una relación alimentaria entre dos organismos cuando uno de ellos es consumido por el otro. Asimismo, ese organismo consumidor puede ser comido por otro ser vivo. De esta manera es que se establece una conexión entre varios eslabones y se forma una cadena trófica.

Si un eslabón se extingue, afecta al resto de los eslabones de la cadena, ya que aquellos que están «por encima» se quedan sin alimento y aquellos que están «por debajo» se liberan de su depredador, hecho que hará que su población crezca.

No obstante, esto no ocurre de manera tan directa en la naturaleza, donde las cadenas se interrelacionan y forman una red trófica. Es por eso que una misma especie puede participar en varias cadenas tróficas si no posee un único alimento y puede ser comida por más de un tipo de depredador. Esto permite que los ecosistemas sean más estables.

Características de la cadena trófica

Las principales características de las cadenas tróficas son las siguientes:

  • En general, suelen tener tres o cuatro eslabones.
  • El primer eslabón está ocupado por un organismo autótrofo.
  • El segundo eslabón está ocupado por un organismo herbívoro.
  • Los últimos eslabones están ocupados por organismos heterótrofos carnívoros.
  • Al organismo del último eslabón se lo suele llamar predador tope o consumidor final, porque no tiene ningún otro animal que lo coma.
  • Los organismos descomponedores no se encuentran representados en las cadenas tróficas.
  • Los eslabones están representados por flechas. El sentido de la flecha va desde el organismo que es comido hacia el que lo come. Es decir, indica hacia dónde fluye la materia y energía.

Los niveles tróficos

Los seres vivos de una comunidad se clasifican en distintos niveles tróficos, los cuales agrupan a las especies que tienen un mismo comportamiento en relación con la alimentación.

En una cadena trófica, cada eslabón corresponde a un nivel trófico diferente.

Productores

Constituyen el primer nivel trófico y están compuestos por organismos autótrofos, es decir, por aquellos que producen su propio alimento. Estos son seres vivos tales como algas, plantas y algunas bacterias.

Los productores logran producir su propio alimento a partir de sustancias inorgánicas que absorben del ambiente y una fuente de energía que suele ser el sol.

Consumidores

Los consumidores son seres vivos heterótrofos que consumen otros organismos para obtener la materia y energía que necesitan. Según qué organismo constituye su alimento, estos se clasifican en:

  • Primarios: nivel conformado por herbívoros, es decir, seres vivos que se alimentan de productores y constituyen el segundo nivel trófico. Un ejemplo es el koala, que se alimenta de hojas de eucalipto.
  • Secundarios: nivel compuesto por algunos carnívoros, seres vivos que se alimentan de herbívoros y constituyen el tercer nivel trófico. Un ejemplo son las leonas que cazan gacelas, cebras y jirafas.
  • Terciarios: seres vivos carnívoros que se alimentan de otros carnívoros de menor tamaño. Estos constituyen el cuarto nivel trófico, el cual no siempre está presente en las cadenas tróficas. No obstante, en otras cadenas también pueden haber consumidores cuaternarios que predan a los terciarios. Por ejemplo, la orca que se alimenta de lobos marinos.

Descomponedores

Los descomponedores son seres vivos que se alimentan de materia orgánica en descomposición, es decir, de restos de seres vivos y excrementos.

No se suelen representar en las cadenas tróficas porque cada eslabón aporta materia orgánica en descomposición que sirve de alimento para los descomponedores. Algunos descomponedores son los hongos, lombrices, moscas y ciertas bacterias.

Tipos de cadenas tróficas

En los ecosistemas existen diversas cadenas tróficas, las cuales a su vez se interrelacionan. A grandes rasgos, estas se pueden clasificar en cadenas tróficas terrestres y acuáticas.

Terrestres

Las cadenas tróficas terrestres son aquellas que involucran organismos aeroterrestres.

Por lo general, el primer nivel trófico está ocupado por las plantas, y por este motivo hay más cadenas tróficas en ecosistemas con abundancia de especies vegetales, por ejemplo una selva, que en otros con menos vegetación.

Acuáticas

Las cadenas tróficas acuáticas son aquellas que involucran organismos acuáticos.

Estos pueden habitar ecosistemas acuáticos de agua dulce (ríos, pantanos, lagunas) o salada (océanos, marismas). Por lo general, el primer nivel trófico está ocupado por las algas y, en menor medida, por plantas acuáticas.

Constantemente las cadenas tróficas acuáticas y terrestres se relacionan. Por ejemplo, cuando una nutria caza un pez o cuando un tiburón se come un ave. Esto hace posible que el alimento (materia y energía) fluya entre los distintos ecosistemas.

Ejemplos de cadenas tróficas

En la naturaleza se pueden encontrar miles de cadenas tróficas, algunas de mayor longitud y otras con menos eslabones. A continuación se presentan algunos ejemplos.

Cadena trófica de una laguna

  • Productores: algas que forman parte del fitoplancton.
  • Consumidores primarios: pequeños crustáceos que comen algas.
  • Consumidores secundarios: peces que consumen pequeños crustáceos.
  • Consumidores terciarios: peces carnívoros que predan a peces de menor tamaño.
  • Consumidores cuaternarios: aves zancudas que cazan a los peces carnívoros.

Cadena trófica de una pradera

  • Productores: pastos tiernos que crecen en la pradera.
  • Consumidores primarios: venados que pastan en la pradera.
  • Consumidores secundarios: felinos, como el puma, que cazan venados.

Cadena trófica de un bosque

  • Productores: árboles que producen semillas.
  • Consumidores primarios: roedores que se alimentan de las semillas.
  • Consumidores secundarios: serpientes que cazan roedores.
  • Consumidores terciarios: jabalíes que predan a las serpientes.
Citar contenido:
Cadena trófica. Recuperado de Enciclopedia de Biología (https://enciclopediadebiologia.com/cadena-trofica/).